Explotación y diagnóstico arqueológico en el área de dragado del Canal de Bocachica, Cartagena de Indias, Bolívar: Aplicación de métodos geofísicos en arqueología. Agosto de 2013 a Febrero de 2014.

Los estudios arqueológicos en las zonas costeras de Colombia han sido pilares fundamentales para la construcción de la historia americana. Los procesos de poblamiento, las formas de adaptación a los diferentes ambientes, los recursos naturales del continente americano, han estado ligados siempre a los espacios geográficos de paso obligatorio para el desarrollo de los primeros grupos humanos en el continente. La costa norte colombiana en este caso se ha convertido en el espacio de referencia para investigaciones históricas que no solo refieren las épocas prehispánicas, sino a recientes periodos en la historia americana pos-contacto. Es así como las grandes puertas de entrada al continente suramericano se forjaron en los territorios y con las gentes de las zonas costeras. Los grandes puertos sobre el Mar Caribe fueron los principales testigos de este choque de culturas.

A partir de la importancia cultural, histórica y social que cobija esta región, el marco normativo que enmarca la protección del patrimonio cultural y arqueológico debe ser implementado con el rigor que corresponde.

Bajo esta premisa la empresa IMPOXMAR S.A. realizó un procedimiento de dragado de un sector del canal de Bocachica en la ciudad de Cartagena de Indias. Si bien este es un espacio que según las crónicas y documentos ha sido dragado por más de tres siglos para permitir el paso de barcos, y a pesar de no ser requisito exigido por autoridades ambientales de la región, IMPOXMAR S.A. decidió realizar el proceso administrativo y científico propio para la intervención de las áreas de dragado, con el fin de fomentar el desarrollo cultural e histórico de la región a la par de su desarrollo económico. En dicho ejercicio de dragado se extrajeron alrededor de 49.000m3 de sedimento que se suman a los millones que se han extraído de este mismo sector durante los últimos años, por esta y otras empresas de la región según las disposiciones ambientales de hace más de 20 años.

La propuesta ejecutada consistió en desarrollar un ejercicio de prospección y diagnóstico arqueológico a partir de una metodología no intrusiva con métodos geofísicos, como lo son la batimetría y el uso del perfilador de subfondo, los cuales se han utilizado en arqueología subacuática dando buenos resultados.

Volver a Proyectos de Arqueología Preventiva

Comentarios cerrados.