Ejecución del Plan de Manejo Arqueológico de la Comunicación Vehicular Interna de la UPTC, Tunja, Boyacá; desde el centro del laboratorio a las demás dependencias de la zona central del campus universitario.

Dentro del marco de realización de este proyecto, la Fundación Güe Quyne realizó 3 fases de investigación arqueológica. La primera consistió en el diagnóstico del potencial de la zona, a partir de una fase de prospección arqueológica y finalmente, la elaboración del Plan de Manejo Arqueológico para el área. Las siguientes dos etapas consistieron en la ejecución del Plan de Manejo, el cual conto con la aprobación del Instituto Colombiano de Antropología e Historia ICANH.

Una vez concluida la etapa de campo y laboratorio respectiva a la ejecución del plan de manejo arqueológico de la comunicación vehicular interna de la UPTC, se pudo llegar a dos premisas generales del sitio de estudio.

A partir de la evidencia cultural registrada en el sitio como material cerámico, lítico y óseo animal se podría presumir que corresponde a un área de actividades domésticas. La propuesta anterior se apoya en las características y asociación de los artefactos con actividades cotidianas como la preparación de alimentos, ya que se encontraron herramientas líticas y restos de fauna relacionados a concentraciones grandes de carbón. Adicionalmente se halló en los fragmentos cerámicos rastros de hollín y desgaste por uso continuo. Otra evidencia como los volantes de huso, que presentan signos de deterioro, permite suponer actividades de tejido, las cuales se consideran como labores artesanales desarrolladas en sitios de vivienda. Otro de los hallazgos, como los rasgos circulares (huellas de poste), que aunque no fue posible registrarlas en su totalidad debido a la intervención antrópica reciente, podrían ser relacionadas, como se describió anteriormente con áreas de vivienda.

Adicionalmente, no se puede descartar que esta área sea asociada a otro tipo de actividades socioculturales como ceremoniales y funerarias; esto apoyado en el hallazgo de fragmentos de copas que normalmente se han asociado con prácticas ceremoniales y a los trabajos recientes desarrollados en áreas cercanas a este estudio, donde se registraron tumbas asociadas con aéreas de vivienda (Pradilla et.al 1992).

La segunda premisa se relaciona con la cronología del lugar. A partir del análisis cerámico y la comparación de éste con estudios previos realizados por Neyla Castillo, donde la investigadora establece periodos de ocupación que van desde el herrera al muisca, se puede argumentar que la cerámica encontrada en esta investigación corresponde a dichos periodos; no obstante existe material cerámico propio al período que Castillo denomina complejo zona de transición.

Volver a Proyectos de Arqueología Preventiva

Comentarios cerrados.